Ness

Ness
Esta imagen no me pertenece solo la utilizo para fines esteticos (pertenece Jessica Lewis, si das click en la imagen te enviara a su sitio)

martes, 12 de marzo de 2013

Cap. 3 (2T).

Hola a todas/todos, lo se he tenido abandonado el blog hace como una semana si mis cuentas no me fallan, que no publico nada, en mi otro blog ya publique si pasan a verlo y me siguen los amare tanto como no tienen una idea.

Estuve revisando mis corres y mis blogs y unas chias que acaban de empezar con el suyo me han pedido ayuda para darle un poco de promocion, quizas tambien se hayan pasado por los suyos, entren porque no se arrepentiran, ya llevan dos entradas y la verdad que estan geniales!!! 

Miren este es el blog: 

"Lo que las chicas quieren", hablaran de temas, daran consejos, responderan preguntas, tips, tutoriales y todo eso... si dan clic en el nombre y las siguen les aseguro que ellas los/las amaran! Son 5 chicas, esperemos que se caigan bien:)

Bueno, una de ellas tambien tiene otro blog, ya no me dio tiempo de publicarlo en mi otro blog pero aqui se los dejo:) 

MagliiBlog's, si le dan clic podran ir a su blog, no se arrepentiran, hablo sobre tips y todo eso, por mi parte ya la sigo:) 

Ahora otra noticia importante, TENGO TWITTER!! si, yo a la que no les gusta y que sigue muy bien sin saber usarlo lo tiene, si tienen twitter me siguen? y tambien yo las seguire, ya se que algunas de ustedes si tienen pero la verdad no he tenido ningun chance para pasarme por sus blogs:( solo a algunos y la verdad ni he comentado, regañenme por eso!:( Mi twitter es MeelyHDZ95.

Ahora si el capitulo, ojala les guste, y pasense por los blogs y sacaran mil y un sonrisas!:)

-*-*-*-*-*-*-*



Alec había pasado por mí como me dijo papa, eso me puso de mejor humor.

-¿A dónde quieres ir? – me pregunto mientras encendía el auto.

-Quiero salir de aquí, hace días que necesito un poco de ciudad.

-Como órdenes. – acelero. - ¿Te sucedió algo hoy?

-La profesora me propuso junto con otras chicas para un nuevo recital. – le conté, esa es la parte menos mala. – harán El lago de los cisnes, la odiosa de Lucy nos insultó a Mary y a mí, no soporte que nos hablara de esa manera y le dije unas cuantas cosas.

-¿Qué le dijiste exactamente? – me pregunto medio sonriendo.

-En pocas palabras que soy mejor que ella. – soltó la carcajada, una hermosa carcajada. – no te burles, mi intención solo era que dejara de hablar, si no pensaba ir a la audición mi plan se fue a la basura, tendré que ir para salvar mi honor.

-¿Por qué no quieres audicionar? Ganarías hasta con los ojos cerrados. – observo quitando la vista del camino para mirarme.

-Es por precisamente. – me pase la mano por el cabello. – hay chicas que lo hacen con tanta alegría y entrega, que no puedo llegar a quitarles eso.

-Tú también te has esforzado mucho, me mostraste tus clases con Alice y vaya que era exigente contigo siendo su sobrina. – recuerdo como insistió tanto esa vez para que se lo mostrara, que termine cediendo, gane que me dijera que me veía adorable e inocente cuando era más pequeña. – te mereces tanto como ellas ese lugar, no te menosprecies.

-Supongo que tienes razón, gracias por escucharme.

-Cuando quieras, además me divirtió lo de Lucy, nunca me ha agrado la prima de Caroline.

-Dice que antes se llevaban bien, supongo que después de ese incidente ya no fue así eso  fue lo que le hizo creer. – explique. 

-Caroline es demasiado comprensiva y tolerante respecto a su prima, le hizo un gran favor sin que ella sepa nada. – asentí.

Hacerla olvidar un trauma como ese cualquiera se lo agradecería.

-Ya llegamos, ¿Qué quieres hacer? – que rápido llegamos.

-Quiero… - me quede pensativa. – no sé, creo que venir aquí fue una excusa para salir un rato de mi casa, mis padres han estado demasiado sobreprotectores.

-Compréndelos, les da miedo perderte tanto como a mí. – suspire, tiene toda la razón. - ¿Qué te parece si te llevo a tomar un chocolate? Sé que eres adicta a él.

-Eso me encantaría. – dije sonriendo anticipadamente, adoro el chocolate. – por eso te quiero, por malcriarme tanto. – le di un rápido beso en los labios mientras conducía, si fuera un humano ya habríamos chocado.

-Te voy a malcriar más seguido. – dijo manteniendo su vista al frente sin quitar la sonrisa.

Estaciono el auto en donde compraríamos mi chocolate, una cafetería muy al estilo de los años cincuenta; había una especie de aparato que reproducía música, los meseros y meseras iban vestidos con la ropa de ese entonces, muy al estilo Vaselina. Todo el ambiente era muy alegre, los pisos blanco y negro contrastaban con la iluminación y el diseño de las paredes, sonreí esto es justo lo que necesito. Nos sentamos en una mesa vacía para que pudiera ordenar algo.

-¿Qué desean ordenar? – nos preguntó el mesero, creo que Alec se puso celoso es fácil de deducirlo por la forma en que lo miro.

-Hummm… - mire la carta para saber que elegir. – la malteada de chocolate, con doble chocolate por favor. – pedí con una sonrisa.

-¿Algo más? – pregunto anotándolo en su libreta.

-Nada más, gracias. – lo que dijo mi dulce novio sonó mas como: “Vete antes de que te arranque la cabeza”.

El chico se fue con su corazón acelerado.

-Si el mesero sufre un paro cardiaco tendrás eso en tu conciencia. – bromee mirando a Alec. – no tienes que estar celoso, estoy contigo.

-Eso no se me puede olvidar. – aseguro recuperando su sonrisa. – no puedo evitar ponerme celoso, más ahora que empiezo a descubrir cómo se siente.

-¿Nunca has tenido novia? – le pregunte con cierta sorpresa, porque si bien Caroline y Lucas me han contado algo sobre su “antigua vida”, aun tenia algunas dudas. – algo más formal.

-No. – negó con la cabeza. – creo que algo sabes sobre que nunca me he tomado las cosas en serio, una simple aventura de una noche, como dirían y… hasta ahí. – me confeso bajando la mirada. – tú has sido la razón de que eso haya cambiado.

-¿Tus dotes de seductor están fallando? – le tome el pelo.

-Contigo si, al principio. – ambos reímos, como nos encanta recordar eso. – me has enseñado muchas 
cosas, había olvidado lo que es que alguien se preocupe por mí.

-Me alegro de no llevar la cuenta de todas las personas a las que he ayudado. – dije en tono jocoso. – ahí viene mi malteada.  – dije cuando el chico salió de la cocina con mi pedido, me lo entrego con rapidez y se fue, enarque una ceja en dirección a Alec solo se encogió de hombros sin quitar su sonrisa. – sabe delicioso, soy una choco adicta.

-Se nota. – observo cuando le di un sorbo a mi malteada. – Esta cafetería, para algunos los cincuenta fueron buenas épocas.

-¿El estilo es igual que en esa década? – le pregunte con curiosidad, era una buena manera de sacar algo de información, a veces me evita en estos temas y no me molesta porque sé que fueron épocas no tan buenas para él, pero aun así sigue dándome curiosidad.

-Algo así. – me respondió. – no es que saliera mucho para conocer, a pesar de todo la gente vestía diferente, una vez Jane perdió una apuesta tuvo que usar falda, detesta las faldas. – me conto, trate de imaginármela me reí. Tengo que recordarme no reírme frente a ella de esto. – tampoco me importaba lo que sucediera afuera, conocía fuera del castillo pero me daba igual, siempre vi a los humanos como una raza inferior y vulnerable, un gran error. Bella es un gran ejemplo, enfrentar a los “tres grandes” sabiendo que podía morir no lo hace ni la guardia.

-¿Mama los enfrento? – pregunte sorprendida. Le di un sorbo a mi refresco, aun no llegan a esa parte de la historia. - ¿Cuándo fue eso?

-Hace años, tu madre aún era humana cuando eso sucedió; - eso prácticamente podía llamarse suicidio. – lo recuerdo perfectamente, esa vez Edward dio pelea; de todos modos no gano.

-¿A qué te refieres? – le pregunte.

-Ya he dicho demasiado, tus padres me mataran si te cuento más. – batí mis pestañas coquetamente 
acercándome a él, luego puse la cara de perro triste nunca falla. – eres imposible, si muero será por tu culpa.

-Mi papa no lo haría, sabe que me haces feliz y si acabara contigo me haría infeliz. – le dije con seguridad.

-Confiare en ti. – dijo seguro. – Estaba muy mal alimentado, Edward; a pesar de que Aro le ofreció un lugar en la guardia lo rechazo y prefirió seguir su plan, eso sí que no te contare nada. – bueno, lo dejaría ganar por ahora. – Bella y Alice llegaron para impedirlo, para tu madre solo había dos opciones: morir o convertirse, sabía demasiado. – asentí, algo así me imagine conforme me lo contara. – el don de Jane no le afecto, así que como Aro vio en ella un gran potencial decidió concederle la oportunidad de convertirse. Edward nunca lo quiso así, pero no le quedo de otra que aceptar.

-Vaya, si la vida de mis padres alguien la escribiera definitivamente que sería un best-seller, ¿no lo crees? – asintió riendo, no lo decía en broma bien puede suceder. – otra cosa más. – me miro con cara de por favor ya no me pidas que te cuente más. - ¿Sabes bailar al estilo de los cincuenta? – sonreí, la canción que sonaba me gusta.

-No, de ninguna manera, no, no y no bailare. – se negó rotundamente.

-Vamos Alec, no será tan malo. – me levante de mi asiento para animarlo. – puedo armar un escándalo para que bailes esta pieza conmigo, tú decides por las buenas o las malas.

-Eres mi peor pesadilla. – se levantó con pereza. – creo que el amor te provoca hacer muchas cosas. – me susurro al oído.

Me sonroje, si supiera lo que te hace ser el amor.

No me esperaba que Alec me balanceara de un lado a otro como en las películas, tiene como característica la gracia de todo vampiro entonces, ¿Por qué lo encontraba tan diferente? Lo siguiente que sentí fueron sus labios, fui consciente de donde estábamos cuando oí aplausos, interrumpieron nuestro beso. Las personas de la cafetería nos miraban, algunos murmuran cosas como: “qué bonita pareja” “los dos son tan guapos” y 
otras cosas que no quiero mencionar mejor.

-Tenemos algo pendiente. – me dijo cuando salíamos de la cafetería.

Antes de que terminara la frase ya había rodeado su cuello con mis brazos para continuar con el beso.

-Tus padres me mataran si no te llevo a tiempo a tu casa.

Me reí, a veces me pregunto si en realidad les teme a mis padres, digo perteneció a la guardia Vulturi por unos tres siglos, y mis padres bueno, son mis padres. 



2 comentarios:

  1. Alec es un cosi definitivamente c:

    ResponderEliminar
  2. kjsafkjsfkjsafjnfd♥
    Divinos! Me encanto este capítulo!
    Alec es tan ajfaflksjflksajfd♥ pero que no asuste así a los camareros! Quiero ir a esa cafetería!!!!

    ResponderEliminar

personas que me dan mas rayos de esperanzas!!